Hoy es mi cumpleaños y lo recibo así…

Siempre me ha parecido una banalidad temerle a los años. Mi manera de percibir la edad siempre ha sido la misma; envejece el cuerpo, el alma crece y se alimenta al espíritu con cada año vivido.

Las arrugas de la piel son lo de menos si tu corazón reboza amor, es mejor portarlas en el cuerpo que en el alma. Hoy, para mí hay cosas más importantes y que enriquecen más que el simple hecho de lucir a toda costa joven.

No le temo a las arrugas pues son muestra de que he vivido y soy consciente que lo he hecho plenamente. No temo a que mi cuerpo envejezca pues estoy sana, por el contrario amo cada rincón de el, y lo venero pues es capaz de dar vida, de gozar con los que amo, de reír, de gritar, de correr, de brincar, de besar, de amar y de abrazar. ABRAZAR Y AMAR SIN LÍMITE.

Abro los brazos a estos 33 como muestra de gratitud con la vida. No me quejo, ni escondo mi edad pues estoy satisfecha con cada paso que he dado, no volvería el tiempo a atrás, ni me arrepiento de NADA pues cada una de mis decisiones y acciones me han traído a dónde estoy.

Volteó hacia atrás solo para dar gracias por las enseñanzas, suelto y me despido de la gente y las cosas negativas. Veo hacia adelante, hacia el futuro llena de esperanza, planes y sueños por realizar. Vivo el presente feliz de ser quién soy, así me quiero y me acepto; loca, ocurrente, sarcástica, fuerte, impuntual, aguerrida, cariñosa, comprometida, orgullosa, melancólica, simple para reír y a veces de mal carácter.

La vida me ha dado mucho no podría ser ingrata con ella renegando de mi edad, viví cada etapa como quise, hice planes y los cumplí, hice locuras y me reí, me equivoqué caí, aprendí y después me levante.

Camino de la mano de un hombre maravilloso que me ha enseñado mucho ahora somos un equipo fuerte, capaces de sobrellevar cualquier dificultad. Tengo una hija sana y ocurrente que saca lo mejor de mí y a veces lo peor pues así aprendí que es la maternidad y no lo oculto, tuve días de miedo, días grises y su sonrisa y el apoyo de mi esposo han hecho que siempre sean más los momentos gratos y esos son los que atesoro. He aprendido mucho en este bello camino, he dejado de ser egoísta y dar todo por alguien más a cambio de amor, jamás he recibido mejor paga.

Tengo unos padres y hermanas que siempre han estado a mi lado, jamás me han soltado a pesar de la distancia. Tengo amigos maravillosos que me quieren y acompañan en este camino lleno de altas y bajas.

No le temo a lo que pueda pasar pues las cosas buenas o malas que estén por venir me hacen saber que son los riesgos de estar viva, por el contrario asumo el riesgo y me dejó llevar.

Gracias a la vida por ponerme en el lugar correcto, no es cuestión de suerte pues cada quién elige su propio destino.

No quiero dejar de cumplir ni restar años, quiero vivir más para ver a mi hija crecer y ser feliz. Quiero envejecer a lado de mi esposo y quiero seguir caminado con mis padres, hermanas y sobrinos. Hoy recibiré con más gusto los abrazos que las cosas materiales pues del amor alimento mi alma.

Recibo y abrazo mi edad y porto orgullosa mis 33 años.

12178102_10153443283513301_1396061361_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s